Empezamos nuestro viaje en la capital, donde conocimos a Fernando Gálvez, quien con su experiencia en efectos especiales, nos enseña que en Guatemala se puede soñar en grande.

También conocimos en la capital a Rulo Bono, alguien que con sus caricaturas ha logrado dibujar su propio futuro.

Sololá nos sorprendió con la historia de Juan Salpor, un ambientalista que comparte sus conocimientos para asegurar el futuro del lago de Atitlán.

En nuestra búsqueda de estas personas, encontramos a Kreestel Fraatz, una jovencita que con el anhelo de competir en los juegos olímpicos, ha ganado muchos torneos convirtiéndose en atleta destacada por la federación de esgrima.

En Quetzaltenango, Bonifaz Díaz nos enseñó cómo un cambio no esperado en su vida, le permitió alcanzar un sueño, cambiando la incertidumbre en oportunidades.